En esta broma una monja le pregunta una dirección a la gente y cuando se va, se le caen unas fotos eróticas, y lo más cachondo el que la gente se lleva las fotos… :P